SAN RAFAEL - Desmantelaron una organización que se dedicaba a robar agua del río Atuel en San Rafael

EL NIHUIL / AGUA - En medio de la crisis hídrica, inspectores de cauce sacaron a relucir tomas ilegales por las cuales se estuvo robando agua del río Atuel, antes de ingresar al embalse de El Nihuil, entre La Junta en Malargüe y El Sosneado en San Rafael.


La investigación que realizaron los propios regantes que incluyó sobrevolar la zona y después inspecciones en tierra, contó con la asistencia de Federación Agraria Argentina y fue certificada paso a paso por un escribano público.

El robo de agua desató la furia de los agricultores y exigen que los responsables de no controlar o hacer la vista gorda sean expulsados del Departamento General de Irrigación.

El robo de agua se detectó en La Junta donde había una toma directa del río realizada con máquinas y sin algún punto de medición. El canal tenía una boca de unos 3 metros de ancho y 1,70 de profundidad.

“Por lo que vimos se puede pensar que han estado tomando agua las 24 horas del día los 365 días del año sin control alguno. Era una toma directa del río”, comentó Javier López inspector del canal Rama norte Unificada



También detectaron en Coihueco y El Sosneado canales alternativos paralelos a las estaciones de telemetría de Irrigación. El bypass estaba al lado de la compuerta y permitía que ingresara agua extra sin restricción alguna ni medición y luego se incorporara al cauce (legal) unos metros más adelante.

En la noche de ayer se realizó una reunión en el predio ferial de General Alvear de la que participaron unos 500 regantes de la cuenca del río Atuel, tanto de Alvear como San Rafael.

“Nosotros regamos cada 16 o 17 días porque hay escases de gua y acá se estaban llevando el agua sin control, esto es imposible de tolerar”, dijo uno de los asistentes.



Además de exigir que echen a los responsables dentro de Irrigación y los enjuicien por incumplimientos de deberes de funcionario público, también solicitaron acciones legales hacia los dueños de las propiedades a las cuales ingresaba el agua.

Además reclamaron que Sergio Marinelli, superintendente General de Irrigación, viaje al Sur a dar explicaciones.

Esa decisión, entre otras, quedó plasmada en un documento que elaboraron al término de la reunión y fue rubricado con la firma de los regantes.

Fuente: Los Andes

Comentarios