PROVINCIA - Carlos Bianco opera la continuidad de funcionarios de Cambiemos

BUENOS AIRES / POLITICA - Corren las horas y lo que parecía ser una ruptura, al menos en los contundentes discursos que Axel Kicillof daba en los palcos preelectorales, comienza a mostrar continuidades que preocupan a los empleados de los distintos poderes de la provincia.


El gobernador Axel Kicillof deberá revisar lo que está sucediendo por debajo suyo, en pos de lograr consensos con Cambiemos y obtener quórum para que se trate la ley Impositiva.

Para ello habría acordado con el sector más lobista del vidalismo, que responde a Federico Salvai, lo que había derivado en la confirmación de numerosos cargos en el ministerio más político de la era María Eugenia Vidal.

Pero el curso de los acontecimientos recientes, parece estar marcado por continuidades que generan inquietudes y preocupaciones.

El ministerio de jefatura de Gabinete de Ministros, que hasta el momento parecía la vecindad de Federico Salvai, se caracterizó por los contratos por módulos (que permiten ganar hasta un peso menos que un superior jerárquico) y la abundancia de “monotributistas vip”.

En sus direcciones provinciales y de línea se han verificado, por el momento, en un listado provisorio, 41 funcionarios y asesores que fueron confirmados por la gestión de Carlos Bianco, dueño del Clio con el que el actual gobernador prometía una provincia diferente.



Las postales que regalan los pasillos, especialmente del ministerio de jefatura de Gabinete de Ministros, es la de directores que se atrincheraron en sus cargos, con presentaciones, ilustraciones y otros documentos que mucho dicen, pero que según fuentes cercanas a la problemáticas no pasan de retratar un escenario ficticio que la propia realidad bonaerense se encarga de desvirtuar.

Esto fue justamente lo que llevó a la población a reprobar en las urnas la gestión de María Eugenia Vidal, junto a la de sus ministros y funcionarios dependientes.

Uno de los casos más paradójicos es el de la subsecretaría de Atención Ciudadana, comandada en los hechos por Margarita Cejas y Guillermo Vallarino, fervorosos militantes de Vidal que no fueron removidos de sus cargos ni presentaron su renuncia.

Se trata de un organismo que tiene más ilustraciones y páginas web con gráficos, que resultados reales y palpables.

A este grupo de funcionarios del ministerio ahora encabezado por Carlos Bianco, se le suma la confirmación de hombres como Mario Nicolás Farina (director de Gestión Técnica y Administrativa), quienes abiertamente hablan en nombre de Bianco y prometen sueldos de hasta 200 mil pesos en astilleros Rio Santiago, desde coquetas cervecerías de la ciudad de las diagonales.

Recordemos que Mario Nicolás Fariña fue citado por la causa “aportantes truchos” junto a otros miembros del equipo que por aquel entonces respondían a Federico Salvai, a saber: Pablo Ariel Chialva Boschi, Marcelo Jorge Garriga, Joaquín Granillo Fernández, Abelardo Gregorio Harbin, Ricardo Luis López, Federico Saraví y Gastón Scorsetti, entre otros, en la causa que está en trámite ante el juez federal Adolfo Gabino Ziulu. 

Comentarios