NACIONAL - Todos felices de que ya no gobierna Juntos por el Cambio

POLITICA - Las expectativas negativas con que amenazaban consultores, operadores periodísticos y candidatos de Juntos por el Cambio parecen haber quedado archivadas.


Al final, el que hundía la economía argentina con sus políticas pretendidamente “pro-mercado” era Mauricio Macri. Alberto Fernández podría tomarse un respiro para escuchar aquel viejo tema de Xuxa, que aseguraba que “Todo el mundo está feliz”.

Todos esperaban la reacción de los mercados frente a la aprobación del megapaquete solidario enviado por el Ejecutivo y aprobado por el Congreso Nacional entre jueves y viernes. Los agoreros de siempre anticipaban tempestades. Una vez más, el colonialismo fue derrotado.

Y es que los mercados respondieron con un entusiasmo inédito al plan económico del nuevo Gobierno. El riesgo país siguió cayendo, los bonos cortos en pesos continuaron con su meteórico ascenso, hasta alcanzar un incremento de hasta un 31 por ciento en sus cotizaciones, y los títulos públicos y acciones subieron un 105 promedio.

De este modo, el bono bonaerense PBY22 subió un 31,4 por ciento, y los bonos soberanos AM20 (+28,8 por ciento); A2M2 (+27,5 por ciento); y TC20 (+22 por ciento). Un poco rezagados, pero con altos niveles de rendimiento se anotaron el TC21 (+18,7 por ciento); el AA22 (+18,5 por ciento); el TJ20 (18,4 por ciento); el PR15 (+14,7 por ciento); el TO21 (+14,1 por ciento); el AF20 (+13,2 por ciento); y el PR13 (+12,6 por ciento).

Para Nery Persichini, jefe de Estrategia de GMA Capital, se registró un "impresionante rally de bonos cortos en pesos. Ayudaron la voluntad de negociar sin defaultear, la mayor capacidad de pago (Letras intransferibles del BCRA al Tesoro), el reperfilamiento de las Letes y la `exitosa´ licitación de Letras en pesos".

La subida de este lunes debe adicionarse a las registradas la semana pasada, de hasta 42 por ciento, alcanzando este mes hasta el 90 por ciento en algunos casos. El A2M2, por ejemplo, ascendió un 88 por ciento en diciembre.

A partir de estas comprobaciones, el riesgo país, que mide la banca JP Morgan, bajó otros 29 puntos, alcanzando los 1.873 puntos básicos.

La consultora internacional Balanz subrayó, por su parte, que "los inversores recibieron bien los anuncios fiscales para reducir el déficit, junto con la postura de no utilizar la expansión monetaria para financiarlos. De esta manera, se redujo la probabilidad de enfrentar una fuerte crisis monetaria en 2020".

Más de uno, por pudor, debería llamarse a silencio. La locomotora Alberto suma y sigue.

Comentarios