NACIONAL - Se viene la noche: la Justicia prohibirá a Macri que pueda salir del país a partir del 10 de diciembre

JUDICIAL - En la próximas horas, un grupo de abogados que llevan las denuncias contra el presidente Mauricio Macri pedirán en los distintos juzgados que se prohíba la salida del país del presidente, a partir del 10 de diciembre, cuando deje de ejercer su cargo.


El presidente está imputado en más de 200 causas por asociación ilícita, enriquecimiento, abuso de autoridad y falsificación de documento público. Entre las más significativas están el Correo Argentino, peajes, Avianca, blanqueo y parques eólicos.

La causa del Correo Argentino es sin dudas la más completa para el mandatario argentino. La empresa estatal de servicios postales fue concesionada por la familia Macri entre 1997 y 2003, cuando el expresidente Néstor Kirchner decidió rescindir el contrato, debido a que la firma solo había pagado el canon del primer año.

Es decir, al año 2001, le debía a la administración pública más de 296 millones de pesos (en ese tiempo equivalente a dólares por la convertibilidad).

En 2016, ya con Macri en el poder, el Estado firmó un acuerdo “abusivo” en detrimento de las arcas públicas que implicó, según la investigación de la fiscal Gabriela Boquín, la quita de 98,87 % de la deuda.

Sideco y Socma, las compañías de la familia del presidente, se ahorrarían más de 4.656 millones de pesos de intereses (unos 84.485.448 dólares). “Ahí me equivoqué”, dijo el mandatario al ser consultado por la prensa luego de estallar el escándalo del acuerdo.

La segunda causa que preocupa al presidente es la conocida como peajes. Acá está involucra nuevamente una empresa del presidente, y a él, por su rol en el Estado.

Es que la compañía Autopistas del Sol (Ausol), del grupo SOCMA, sociedad de la familia Macri, habría sido beneficiada en el proceso de renegociación del contrato de concesión del Acceso Norte, una autovía de Buenos Aires.

Lo que en Argentina se llama figurativamente ‘estar de los dos lados del mostrador’. Según denunciaron los diputados Tailhade, Moreau, Grana y Castagneto, pocos días antes de asumir Macri, se armó a las apuradas una denuncia ante el CIADI, tribunal internacional del Banco Mundial, reclamándole al estado nacional la suma de 1.100 millones de dólares por atrasos tarifarios.

El gobierno de Macri accedió a pagarle a la empresa del Grupo Macri una reparación de 499 millones de dólares y utilizó la negociación del conflicto para concretar la renovación del contrato de peajes en la Panamericana, que era el verdadero objetivo.

La tercera causa es la de Parques Eólicos. La Justicia federal intenta determinar si el Gobierno de Macri favoreció a las empresas de la familia presidencial para que se quedaran con seis contratos de parques eólicos de la empresa española Isolux Corsan, sin licitación pública, para luego revenderlos por una suma cuatro veces mayor.

La empresa española Isolux Corsan, socia de los Macri en varios negocios, había ganado licitaciones por seis parques eólicos en Chubut durante el gobierno anterior.

Sin embargo, estaba en crisis por las denuncias de corrupción en España. En la Argentina, había incumplido los compromisos de avanzar en los parques y sólo desarrolló uno,

Loma Blanca IV. Para concretar el pase de manos, el histórico contador de los Macri, Mariano Payaslían, armó una serie de sociedades, tal como reveló en su momento la periodista Emilia Delfino, de Perfil. Esas sociedades compraron los parques eólicos en 25 millones de dólares.

La otra causa que dará que hablar es el blanqueo de los familiares de Mauricio Macri y los demás funcionarios del gobierno, algo que el presidente modificó por decreto.

La ley no impedía, igualmente, el blanqueo de los hermanos.  Sin embargo, varias cosas resultaron llamativas de los 622 millones de pesos blanqueados por Gianfranco Macri, hermano del presidente.

En primer lugar, la desproporción con los bienes declarados por el mandatario, apenas 126 millones de pesos, o sea que Mauricio -mucho más importante que Gianfranco en las empresas- resultó ser infinitamente más pobre que su hermano.

Al mismo tiempo, Gianfranco le admitió al Consorcio Internacional de Periodistas que junto con otro hermano, Mariano, ocultaban cuatro millones de dólares, unos 170 millones de pesos a valores actuales, en la B.F.

Corporation de Panamá, con cuenta en Suiza. El dinero había estado escondido en Hamburgo, pasó al país helvético y luego los hermanos aprovecharon el blanqueo.

Otras causas sensibles del presidente son Panamá Papers, el soterramiento del Sarmiento y la venta de MaCaier, la aerolínea de la familia Macri a la empresa Avianca.

Comentarios