ECONOMIA - La primera mayonesa 100 por ciento de origen vegetal llega a los supermercados

SALUD - NotCo, la marca de food tech líder en Latinoamérica con presencia en Chile, Estados Unidos y Brasil, desembarcó en Argentina con su producto estrella: NotMayo, una mayonesa 100 por ciento de origen vegetal, a base de garbanzos, que mantiene la textura, aroma, funcionalidad y, por sobre todo, el exquisito sabor de una mayonesa tradicional.


Bajo su lema “Why Not?”, NotCo busca cambiar la forma en la que se fabrican los alimentos, sin modificar lo que nos encanta de ellos. Utilizando un algoritmo de machine learning, se reemplazan los componentes animales por vegetales, manteniendo todos sus atributos, como sabor y textura, mediante productos naturales.

Los principales ingredientes de NotMayo son garbanzos, aceite de girasol, vinagre de alcohol, limón y ajo. Como resultado, se logra un aderezo cremoso y de gran sabor formulado únicamente con componentes de origen vegetal y libre de transgénicos, lactosa, gluten, colesterol, huevo y soja.

Matías Muchnick, CEO y co-founder de NotCo, aseguró que “buscamos generar un impacto en la industria alimentaria. Ser una compañía transversal donde tengamos distintas líneas de productos que logren generar cambios reales en muchos sentidos: salud, medioambiente y sustentabilidad”.

En nuestro país, se puede adquirir el sabor original en más de 800 locales y dietéticas de la Ciudad de Buenos Aires y cercanías, y próximamente estarán disponibles las opciones Garlic y Olive.

NotMayo es para todos y ofrece a los consumidores una opción sana, liviana y natural para disfrutar una gran experiencia de sabor a la hora de acompañar sus comidas.

El producto ya se encuentra disponible en más de 800 locales y dietéticas de la Ciudad de Buenos Aires y cercanías, y en las principales cadenas de supermercados del país.

Por otro lado, la compañía lanzará próximamente en Argentina sus revolucionarios Not Milk y NotIceCream, leche de vanguardia a base de vegetales y helados desarrollados sin lácteos.

Comentarios