VENEZUELA - Nuevos detalles de la cumbre en Caracas para desestabilizar América Latina

CARACAS - El gobierno interino de Juan Guaidó y gran parte de la comunidad internacional han denunciado los intereses y vínculos del régimen de Nicolás Maduro con las recientes protestas en diferentes países de la región, como Ecuador, Chile y Colombia.


Los opositores a la dictadura venezolana denunciaron, incluso, que este mes se llevó a cabo una cumbre entre altos mandos del chavismo y representantes de grupo paramilitares y políticos de Iberoamérica.

El encuentro tuvo como objetivo coordinar planes para “causar desestabilización en la región”, de acuerdo a lo señalado por un informe elaborado por fuentes de inteligencia venezolanas al que tuvo acceso el diario español ABC.

La cumbre tuvo lugar en una importante base militar en Caracas. Por parte del régimen de Maduro participaron el número dos del chavismo y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello; su hermano José David Cabello; la vicepresidenta Delcy Rodríguez; su hermano, Jorge Rodríguez; el jefe de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Iván Hernández Dala, y el comisario mayor Carlos Calderón Chirinos, entre otros.

Según el informe, los invitados fueron: el venezolano Valentín Santana, líder de la agrupación venezolana Colectivo La Piedrita, una de las más violentas del país;

José Subero, dirigente del Colectivo Trabaja con VS; el chileno Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco-Malleco, y el colombiano Hernán D. Velásquez Saldarriaga, alias «El Paisa Montero», líder del grupo disidente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Valentín Santana, líder del colectivo La Piedrita

El objetivo de la reunión era potenciar algunas de las protestas que ya existían, y cambiar el foco de interés en el continente para que la atención deje de estar puesta en Venezuela”, explicó al diario español Iván Simonovis, ex jefe de la policía de Caracas, quien el pasado mes de junio escapó de su arresto domiciliario tras 15 años en prisión.

El opositor venezolano, quien hoy en día oficia como nexo entre el gobierno interino de Guaidó y las agencias de seguridad de Estados Unidos, como la CIA y la DEA, advirtió que “estos grupos están totalmente decididos a desestabilizar toda América Latina”.

El informe elaborado por la inteligencia venezolana asegura que durante la cumbre se acordó “un nuevo plan de entrenamiento para los colectivos”.

Los encargados de esa tarea “serán los miembros de las FARC, quienes les impartirán clases por quince días en la escuela de estudios de inteligencia”.

Consultado por ABC, Santana, líder del Colectivo La Piedrita, dijo que no asistió a “ningún encuentra que pretenda desestabilizar la región”.

No obstante, aclaró: “Los contactos que mantenemos todos los colectivos es el resultado de un congreso internacional que fue organizado por el comandante Hugo Chávez, en donde conocimos y analizamos la situación y futuro de los países hermanos”.

Iván Simonovis advirtió que los grupos auspiciados por el chavismo están dispuestos a desestabilizar América Latina

El líder del grupo paramilitar venezolano más violento del país sostuvo que su agrupación promueve una revolución pacífica, “pero armada”: “Los colectivos no vamos a dudar en utilizar las armas para defender esta revolución”.

Si bien reconoció que no puede confirmar que la cumbre desarrollada en Caracas sea la causa de las violentas protestas en Chile y Ecuador, Simonovis consideró que, “visto que la izquierda perdía terreno en América Latina en elecciones recientes, el régimen decidió dar apoyo para que esa izquierda perviva en modo de lucha política, aprovechando la protesta”.

“Cabe recordar que al régimen de Maduro le conviene este descontento y las protestas en otros países. Cuando más se hable de otros sitios de América Latina menos se habla del régimen”, subrayó.

Un grupo de venezolanos fue detenido en Bolivia; las autoridades denunciaron que estaban armados (REUTERS/Manuel Claure)

Este martes el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, anunció que los países del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) analizarán la influencia del chavismo en las recientes manifestaciones en la región.

“La dictadura destruyó la productividad de Venezuela. Inyectó el país de capitales sucios de la corrupción. Ahora se han detectado casos de desestabilización en América Latina.

Hay una senda violenta en distintos países”, manifestó Guaidó desde la Asamblea Nacional (AN), donde este martes mantuvo un encuentro con parlamentarios de España, Argentina y Costa Rica.

“Se han visto células, pequeñas, infiltradas en las protestas a nivel latinoamericano financiadas por Maduro. Células entrenadas para la desestabilización (...) En la reunión del órgano de consulta del TIAR vamos a compartir inteligencia”, advirtió el líder opositor.

El encuentro entre los 19 países que activaron el TIAR contra Maduro se llevará a cabo el próximo martes 3 de diciembre en Bogotá.

Desde el chavismo, alimentando las especulaciones sobre su incitación a las protestas, en más de una oportunidad se refirieron a una “brisa” bolivariana.

“Lo que está pasando en Perú, en Chile, en Argentina, en Honduras, en Ecuador, es apenas la brisita.

Lo que viene ahora es el huracán. Es absolutamente imposible que Colombia se quede como está. Esos países van a reventar porque tiene una sobredosis de neoliberalismo y eso no lo aguanta nadie”, esbozó el mes pasado Diosdado Cabello.

Comentarios