SAN RAFAEL - El pastor Víctor Doroschuk habló sobre el hombre que se encadenó frente al templo

SOCIEDAD - Un hombre de 67 años, identificado como Pablo Pavez, fue noticia en el día de ayer luego de encadenarse en calle Olascoaga, frente al Tabernáculo Vida y Paz. De acuerdo a sus palabras, estaba allí en señal de protesta por la disputa de un terreno ubicado en Costa El Toledano.


Frente a la iglesia cargó con dureza contra Víctor Doroschuk a quien acusó de quedarse con su propiedad.

El pastor salió a defenderse y subrayó que para entender mejor el caso hay que contar la historia completa y retroceder varios años.

En diálogo con Dial Radio TV manifestó que un día, proveniente del norte provincial, dicho individuo arribó a la iglesia en busca de ayuda.

Así fue que le dieron comida y un lugar para dormir en esa zona de las Paredes, sitio donde se estaba construyendo el edificio religioso para los fieles de la Costa El Toledano.

Doroschuk dijo que al principio el hombre andaba bien e incluso colaboraba mucho, pero con los meses comenzó a tener conductas inapropiadas, motivo por el cual, el pastor que tenía a cargo ese lugar decidió expulsarlo. Eso generó el malestar de los vecinos, que se pusieron del lado de Pavez.

No obstante, pasó el tiempo y los lugareños se dieron cuenta que el individuo llevaba adelante acciones poco amigables, incluso juntaron firmas para que lo sacaran.

El pastor señaló luego que el hombre fue denunciado en la Justicia por usurpación y que intentaron que se fuera mediante el diálogo, pero como respuesta recibieron violencia.

Comentarios