PROVINCIA - Detuvieron a familiares narcos con 40 kilos de cocaína en la ruta 6

SALTA -  El viernes las defensas solicitaron la libertad, pero el juez confirmó la prisión preventiva. Dos de los familiares intentaron pasar por testigos pero fueron descubiertos.


Personal de la Gendarmería Nacional perteneciente al Escuadrón 45 "Salta" Sección Cafayate logró la detención de seis personas luego de un procedimiento realizado sobre la ruta provincial 6, kilómetro 104 -localidad de Guachipas-.

 La investigación estuvo a cargo del doctor Eduardo Villalba, de la Unidad Fiscal Salta, en conjunto con la Procuraduría de Narcocriminalidad NOA (Procunar NOA), tres de los seis detenidos son familiares: dos hermanos y el hijo de uno de ellos.

 Fueron sorprendidos con más de 40 kilos de cocaína. El hecho se concretó el 26 de septiembre, sin embargo el viernes último los abogados defensores de los involucrados solicitaron al Juzgado de Garantías, a cargo de Leonardo Bavio, la libertad para algunos y la prisión domiciliaria para otros.

 Desde la Fiscalía presentaron más pruebas y el juez decidió denegar lo pedido por las defensas, decisión que los letrados apelaron.

Además de presentar nuevas pruebas en la causa, el viernes pasado el fiscal solicitó 20 días más de prórroga para la investigación, en consecuencia que durante ese tiempo los imputados sigan en prisión -60 días en total-.

 En el transcurso de las tareas a llevar a cabo, desde la Fiscalía señalaron que formularán la imputación de los seis presuntos narcos. El juez Bavio dio lugar a dicho pedido.

En la última audiencia El Tribuno pudo saber que los seis involucrados habrían incurrido en conductas graves y serían imputados por haber participado en el delito de transporte de estupefaciente agravado por el número de personas, según lo indica el artículo 5 inciso "C" de la Ley 23.737 y el artículo 11 inciso "C" de la misma ley. En ese sentido, la pena prevé un mínimo de 6 años y un máximo de más de 20 años de prisión.

El procedimiento se efectúa bajo el nuevo Código Procesal Penal Federal (CPPF), en vigencia desde el 10 de junio en Salta y Jujuy, con lo que hay que tener en cuenta que un procedimiento que antes duraba años ahora se podría resolver en solo 60 días.

El hecho

Cerca de las 11 del jueves 26 de septiembre una camioneta Toyota con tres ocupantes ingresó a un control dispuesto por Gendarmería.

Al cabo de algunos minutos un Peugeot 307 llegó detrás de la camioneta, el rodado era conducido por un hombre. Al ser interrogado por los uniformados, este expresó que viajaba junto a los tres de la camioneta.

Esa situación, sumada a cierta irregularidad de la camioneta, condujo al personal a requisar los vehículos.

En el momento de revisar el Peugeot 307 los sabuesos encontraron paquetes tipo "ladrillos" en los zócalos y los paragolpes. La sustancia fue sometida a narcotest y dio positivo para cocaína.

Mientras esto ocurría llegó un tercer vehículo, una camioneta abordada por un hombre y su hijo, a quienes los gendarmes convocaron como testigos.

Tanto el hombre como su hijo en todo momento simularon no conocer al sujeto que conducía el Peugeot. Tras investigaciones efectuadas lograron determinar que estaban involucrados en la causa.

Cebar unos mates

A los gendarmes les resultó llamativo que los tripulantes de la Toyota y el del auto viajaran por separados, uno de los uniformados le preguntó al hombre que llevaba la cocaína en el Peugeot 307 porqué uno ellos no viajaba con él para al menos “cebarle un mate”.

El presunto narco y chofer del auto le confesó que nadie quería viajar con él. Esa situación sumada a otros factores llevaron a los gendarmes a requisar los vehículos.

El otro hecho llamativo fue cuando los gendarmes se trasladaban a la seccional de Cafayate, en ese momento los dos últimos hombres que habían llegado en una Amarok se hacían pasar por testigos, sin embargo se trataba del hermano y el sobrino del sujeto interceptado con la droga.

Comentarios