NACIONAL - Yasky y Baradel a fondo con el congelamiento salarial de Alberto Fernández

Yasky y Baradel a fondo con el congelamiento salarial de Alberto Fernández
GREMIAL - Hugo Yasky, el secretario general de la CTA de los Trabajadores, diputado nacional del Frente de Todos, declaró públicamente la integración de su central y de Ctera a la política antiobrera del Pacto Social de Alberto Fernández sin medias tintas.


Yasky había declarado ya el mes pasado que le “parece lógica y razonable la posibilidad de que se plantee un congelamiento de salarios” (programa televisivo “Hagan Algo”, 7.10), noticia que ahora se ha colocado en primer plano.

El anuncio de Yasky no fue inocente, en medio del cuadro actual de estampida de precios que plantea una escalada de más de 20 puntos a diciembre, esto sin contabilizar los aumentos de la nafta que recomenzaron el primer día de noviembre y que –de piso- será de un 20 por ciento, según las petroleras.

El pan, la carne, los productos básicos de la familia trabajadora trepan en incrementos del 30 por ciento y las tarifas de luz, otro tanto.

La carestía que está en imparable ascenso, según Clarín incidirá todavía más, “ante la perspectiva de que la gestión de Alberto Fernández congele por seis meses precios y salarios” (31/10).

Efectivamente, los capitalistas remarcarán todo lo necesario para que el congelamiento de precios sólo sea un chiste ante el deterioro ya histórico del salario.

Justamente es lo que pregona el pacto social de Alberto Fernández: “El acuerdo de precios y salarios, a cargo de Matías Kulfas y Cecilia Todesca, se piensa en varias etapas.

La primera consistiría en un incremento salarial del 20% para los trabajadores registrados, a cuenta de futuros aumentos, y que podría no ser remunerativo, acompañado de una suma similar en los haberes jubilatorios y un retoque superior en los planes sociales” ( iprofesional.com, 1/11).

El anuncio sería por decreto para evitar la reapertura de las paritarias “y moderar las expectativas salariales para avanzar luego en un congelamiento de precios” ( ídem).

La misma nota señala que Yasky “tampoco mostró rechazos contundentes ante una posible reforma laboral siempre y cuando se lleven en el marco de un ámbito paritario”, es decir, con la burocracia sindical como explícito intermediario en la destrucción de los convenios.

Se trata de un guiño para la flexibilización del Estatuto del Docente, la eliminación de sus conquistas y esencialmente de la estabilidad laboral.

Yasky justifica este plan de guerra contra los trabajadores con el cuento de la herencia, de la tierra arrasada por el presidente Macri, y en los dichos de “Alberto (que) ha planteado algo que compartimos en el sentido que hay que atender las urgencias. Hoy la Argentina no llega no a fin de mes, sino al fin del día. No sabe qué va a comer mañana. Hay que resolver eso”.

Yasky sin embargo nada dice de los “amigos del presidente”, tan mencionados por Alberto en sus intervenciones electorales. Uno de ellos, el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, un defensor a muerte del Pacto Social de Alberto, ya ha fijado la agenda de la clase patronal, muy alejada de “atender las urgencias” :

"Los empresarios están dispuestos a discutir todas las cuestiones para lograr un acuerdo. Pero si se frizan los precios y se aumentan los salarios no se resuelve el problema” (Página/12, 31/10). Los patrones además le han pedido a Alberto baja de impuestos, reforma de convenios y reforma previsional.

La burocracia sindical de la CTA kichnerista se ha pronunciado sin tapujos para que la crisis la paguemos los trabajadores.

Baradel anula todo plan de lucha consolidando salarios de pobreza

En un reportaje con Mauro Viale el 29 de octubre, como si fuera un ministro del gobernador electo Axel Kiciloff, el secretario general del Suteba, Roberto Baradel, anunció que el comienzo de clases debe garantizarse e, incluso, adelantarse al 1 de marzo.

Canceló así cualquier idea de plan de lucha e incluso de un reclamo salarial serio. Planteó que debe ser un compromiso de todos los docentes, y hacer todos los esfuerzos para reconstruir todo lo que se destruyó en estos cuatro años.

Pero Baradel, hoy un maestro con la máxima antigüedad cobra neto $30.646, casi $ 4000 por debajo de la línea de pobreza. ¿Esto no hay que reconstruirlo?

¡Baradel, con el aumento del 20 por ciento propuesto por Alberto Fernández, que usted apoya, frente a una inflación a fin de año prevista en el orden del 60 por ciento, su propuesta es agudizar la destrucción del salario docente!

Plenario provincial de delegados con mandato para defender a la escuela y sus docentes

El próximo 20 de octubre se realizarán las asambleas ordinarias de Suteba, para votar la Memoria y Balance y la Política Gremial para el próximo año.

Llamamos a los docentes a concurrir masivamente, para rechazar la memoria de un año de entrega de la dirección celeste, que ha permitido que todos los salarios de toda la escala salarial estén por debajo de la línea de pobreza, y que ahora proponen que se profundice aún más.

Convocamos a los compañeros y compañeras a votar junto a los Sutebas combativos y la lista Multicolor por una política en defensa de la reapertura de las paritarias, de un salario en blanco que cubra la canasta familiar, de la defensa de la jubilación docente, el fin de las reformas antieducativas y la triplicación del presupuesto educativo.

Llamamos a derrotar esta política de entrega y a defender la necesidad de convocar inmediatamente un plenario provincial de delegados de escuela mandatados, para discutir la organización de un plan de lucha que enfrente el nefasto Pacto Social de los Fernández y defienda las necesidades de los trabajadores y de la escuela pública.

Comentarios