NACIONAL - ¿La Argentina produce alimentos para 400 millones de personas?

PRODUCCION DE GRANOS - Si tenés sólo unos segundos, leé estas líneas:


El dato lo repiten distintos políticos, ministros, Mauricio Macri y Alberto Fernández, entre otros.

No hay un estudio sobre el tema, sólo un cálculo que tomó la cantidad de calorías que tienen los alimentos producidos en el país y lo dividió por la necesidad calórica promedio de una persona.

Pero la estimación no considera que muchos de los alimentos que produce la Argentina no son para consumo humano, sino para animales, por lo que no se podría alimentar a ese número de personas.

Tanto el presidente, Mauricio Macri, como el presidente electo, Alberto Fernández, destacaron en distintos discursos que la Argentina es capaz de producir alimento para más de 400 millones de personas.

Y el mismo dato lo repiten distintos dirigentes, incluso ministros de Agroindustria (ver acá y acá).

Pero, no hay ningún estudio publicado que llegue a esa conclusión y el único cálculo disponible incluye productos que no son para el consumo humano.

¿Cómo se llegó a esa cifra?

A pesar de que la frase es repetida por distintos especialistas y funcionarios, Chequeado buscó durante semanas documentos oficiales o estudios académicos que expliquen el dato: no encontramos nada.

Consultamos al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, pero no respondieron. Tampoco es un número que haya medido la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), que suele producir información sobre el tema. Entonces, ¿de dónde sale el dato?

El origen, según pudo confirmar Chequeado, es un cálculo de Sergio Britos, director del Centro de Estudios sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA), quien aseguró que llegó a esa cifra analizando la producción de calorías en el país y relacionándola con las que necesita una persona promedio.

Pero el propio Britos reconoce que es un dato ilustrativo, que no es el resultado de un estudio en profundidad.

“Tomando las 2.000 calorías diarias como un valor de referencia, la cantidad de calorías producidas en la Argentina permitiría cubrir los requerimientos calóricos de alrededor 425 millones de personas“, afirmó Britos.

Pero esto es muy distinto a decir que se produce comida para alimentar a esa cantidad de personas, según asegura el propio investigador. Es decir, la frase que repiten varios políticos es, como mínimo, una simplificación de este cálculo.

Si bien el Ministerio de Agricultura no tiene un cálculo oficial, ante la consulta de Chequeado técnicos del Ministerio coincidieron con que al tomar las principales cadenas de valor, los datos de producción tanto de materias primas como de productos transformados se estimó en 2015 una producción cercana a las 120 millones de toneladas, con las que se podría alcanzar los requerimientos calóricos de alrededor de 400 millones de personas. Lo mismo explicaron desde el sector de Prensa del presidente electo.

Ezequiel de Freijo, economista jefe del Instituto de Estudios Económicos (IEE) de la Sociedad Rural Argentina (SRA), explicó que el hecho de que la producción nacional logre cubrir los requerimientos calóricos de 400 millones de personas “sirve para describir el potencial que tiene el sistema productivo argentino para generar alimentos y satisfacer la demanda local e internacional”.

Producción vs consumo: la mayoría de lo que produce la Argentina es para consumo animal
Pero, hay algo no menor en este dato.

“La mayor parte de lo que nosotros producimos no son productos de consumo humano directo, ni la soja ni el maíz”, que se usan para alimentar animales y no pueden ser consumidos directamente, según aclaró Fernando Vilella, director del Programa de Agronegocios y Alimentos de Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Britos coincidió en que, de toda la producción de alimentos en el país, “una proporción muy considerable se concentra en pocos productos”, como por ejemplo la soja, por lo que “no puede asimilarse aquella magnitud de producción con dietas saludables”.

“La Argentina, ¿produce alimentos para alimentar a 400 millones de personas? No hay información suficiente para dar respuesta a esta pregunta”, destaca un informe especial que realizaron el Centro de Investigación sobre Problemáticas Alimentarias Nutricionales (Cispan) de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Federación Argentina de Graduados en Nutrición (Fagran) ante la consulta de Chequeado.

El análisis destaca además que “la frase así planteada presenta un sesgo, ya que no todo lo que se produce se destina a consumo humano”.

De todas formas, en las estimaciones, hay en el país alimentos suficientes para alimentar a toda la población y más.

Si se saca de la ecuación lo que se exporta, lo que se destina a consumo animal, las pérdidas que hay en el proceso y otros usos, queda en la Argentina alimento suficiente para cubrir las necesidades calóricas de alrededor de 60 millones de habitantes, según el estudio de Cispan y Fagran.

Cantidad no es lo mismo que calidad

Pero, al igual que los otros especialistas, Sonia Naumann, codirectora del Cispan, y Andrea Graciano, presidenta de Fagran, destacan en el estudio la importancia de analizar no sólo la cantidad de los alimentos disponibles, sino también la calidad de la alimentación.

“La capacidad productiva de alimentos de un país no garantiza que la población pueda ejercer efectivamente el derecho a la alimentación adecuada”, sostiene el estudio, a la vez que destaca “las grandes diferencias en el acceso a los alimentos” sobre todo por cuestiones económicas.

En relación a la calidad de la alimentación, Vilella puso como ejemplo que en otro ámbito, que sí es para consumo humanos, como la producción de frutas y verduras, el país produce aproximadamente la mitad de las frutas y verduras necesarias para que los argentinos tengan una alimentación saludable.

El informe de Cispan y Fagran destaca que generalmente se aborda el derecho a la alimentación en relación a “no pasar hambre”, pero a la vez destacó la actual “epidemia nacional de malnutrición por exceso (sobrepeso y obesidad)”.

Además de los datos que muestran la existencia de inseguridad alimentaria en el país, las datos oficiales muestran que uno de los principales riesgos de la salud en el país tiene que ver con la malnutrición por exceso, ya que en la Argentina aproximadamente 2 de cada 3 adultos tiene sobrepeso u obesidad.

Comentarios