NACIONAL - Justicia cuestionada: condenaron a tres años al corredor que atropelló borracho a Macarena Mendizábal y hubo escándalo en el tribunal

JUDICIAL - La jueza consideró a Santiago Silvoso responsable del delito de lesiones culposas leves en concurso ideal con lesiones culposas gravísimas.


Después de casi tres semanas de juicio, este martes el Tribunal Oral en lo Criminal N°24 condenó a tres años de prisión efectiva a Santiago Silvoso, el ex corredor de autos que dejó en estado vegetativo a Macarena Mendizabal luego de chocar el auto en que la joven de 21 años circulaba al salir de un boliche en Costanera.



Según resolvió la jueza María Cecilia Maiza, el conductor es responsable de haber cometido el delito de lesiones culposas leves (por Ramiro Sala Giménez, el chico que manejaba el auto en el que iba Macarena) en concurso ideal con lesiones culposas gravísimas, por los daños irreversibles provocados en la víctima.

A pesar de esta decisión, irá a la cárcel una vez que la condena quede firme, mientras que el tribunal también decidió que el acusado esté inhabilitado para conducir por cuatro años.

Como medida cautelar hasta que vaya preso, el tribunal estableció que Silvoso no podrá salir del país, tendrá un domicilio fijo y deberá además presentarse regularmente ante la Justicia.

"Aclaro que la decisión a la que arribé, es la que considero que se ajusta estrictamente al derecho y a mi deber como magistrada, sin perjuicio de que por la dimensión humana de este caso, no va a conformar a muchos de los aquí presentes", dijo la jueza antes de dar a conocer su decisión, y luego de condenar a Silvoso a tres años de prisión de efectivo cumplimiento, le pidió a los presentes que no gritaran ni se dijeran cosas agresivas dentro de la sala.

Tras el veredicto, se produjeron incidentes en la sala entre un familiar de Silvoso y los padres de Macarena, por lo que hubo insultos, empujones y gritos, a tal punto que debieron apagar las luces de la sala para que los presentes salieran.

Condenan a 3 años de prisión efectiva a Santiago Silvoso, el único acusado en la causa por el choque que dejó a Macarena Mendizabal en estado vegetativo.
La certeza de la jueza al leer su fallo: "Sé que por la dimensión humana de este caso no va a conformar a los aquí presentes"
Un padre, una madre y la letra fría de una sentencia que no calma: en medio de insultos, condenaron a 3 años de prisión al único acusado por haber dejado a Macarena Mendizábal en estado vegetativo.

En medio de la desolación, su familia fue bronca, insultos y gritos ⬇️
146 personas están hablando de esto

Condenan a 3 años de prisión efectiva a Santiago Silvoso, el único acusado en la causa por el choque que dejó a Macarena Mendizabal en estado vegetativo.
La certeza de la jueza al leer su fallo: "Sé que por la dimensión humana de este caso no va a conformar a los aquí presentes"

Durante el debate, se presentaron a declarar varios testigos, entre ellos peritos, personas que presenciaron el accidente y los médicos que atendieron a Mendizabal luego del choque y durante su estadía en el hospital.

A pesar de que estuvo internada en varios centros de salud durante algunos meses, lo cierto es que por las lesiones que sufrió en su cerebro, la joven quedó en estado vegetativo y se encuentra internada en su casa familiar con respiración asistida.

En la primera audiencia, Silvoso leyó una carta en la que negó todas las acusaciones en su contra, y en la que dijo que no había vuelto a manejar desde el día del accidente.

Además, afirmó que la madrugada del choque no había tomado alcohol y que cruzó el semáforo en verde, aunque cuando en la causa figura el resultado un test de alcoholemia que marca que tenía 1.46 gramos de alcohol en sangre.



En la audiencia donde se produjeron los alegatos, el abogado querellante Roberto Schlagel había pedido que Silvoso sea condenado a 10 años de prisión por el delito de lesiones gravísimas con dolo eventual e inhabilitación absoluta durante ese tiempo más otros tres años, mientras que la fiscal Ana Helena Díaz Cano, solicitó tres años de prisión efectiva más cuatro años de inhabilitación por el delito de lesiones gravísimas culposas.

De esta manera, la jueza del tribunal unipersonal resolvió conforme al pedido de la fiscalía, y aunque condenó a Silvoso a tres años de prisión, los fundamentos de su fallo se harán públicos el próximo viernes 8 de noviembre.



A la salida de la audiencia, la mamá de Macarena, Adriana Aruj, sostuvo que lo que más duele es que la familia de Silvoso se ría de su dolor. "Que vengan a ver a como dejaron a mi hija y que después me venga a decir su madre si sufre. Esta sentencia es sabor a nada.

Tres años es la nada. La jueza tenía la posibilidad de cambiar la carátula y no lo hizo. Entonces en tres años, con todas las apelaciones que va a hacer, queda libre", se quejó entre lágrimas.

"Yo ya no creo en la Justicia. Llegamos hasta acá, con todas la de la ley, como personas respetuosas y pasa esto. Nosotros estábamos seguros de que iban a cambiar la carátula", cerró Aruj.

Un padre, una madre y la letra fría de una sentencia que no calma: en medio de insultos, condenaron a 3 años de prisión al único acusado por haber dejado a Macarena Mendizábal en estado vegetativo.

En medio de la desolación, su familia fue bronca, insultos y gritos ⬇️
"Son una basura... Se ríen de nosotros, se ríen del dolor. ¡Que vengan a ver cómo dejaron a mi hija!": el desgarro de Adriana Aruj, la mamá de Macarena Mendizabal en el momento del fallo que condenó al único acusado por el choque a 3 años de prisión ⬇️

El día del choque y el estado actual de salud de Macarena

El hecho que se juzgó en el debate ocurrió en abril de 2015, y según la familia de Mendizabal, durante los dos primeros años la causa estuvo parada.

Para que no se olvidaran de la joven, decidieron ir a los medios a contar su caso, y recién entonces las cosas empezaron a cambiar, y por fin se le tomó declaración testimonial a Silvoso.

Al cabo de meses de internación, y luego de haber pasado por el Hospital Fernández, el Hospital Italiano, el Fleni y una clínica privada, finalmente Macarena Mendizabal fue autorizada para estar internada en su domicilio, con una habitación acondicionada para ella y su bienestar.

Aunque los médicos aseguran que está en estado vegetativo y que su cuadro es irreversible, la víctima vive con sus padres en Moreno, donde a veces tiene momentos de conexión y puede responder con algún apretón de manos, o con algún gesto que le permita manifestar que algo le duele. Sin embargo, ya no puede hablar, ni caminar, ni tampoco hacer las cosas por sus propios medios. 

Comentarios