NACIONAL - El fiscal Marijuán imputó a los empresarios Terranova y Rosner en el caso por las presuntas presiones del Gobierno al Grupo Indalo

JUDICIAL - El fiscal Guillermo Marijuán modificó la situación procesal de dos de los involucrados en la causa en la que investiga presiones del Poder Ejecutivo a los dueños del Grupo Indalo.


La decisión fue adoptada un día después de la declaración testimonial de Cristóbal López, quien ratificó ante la jueza María Servini que fue presionado por el presidente Mauricio Macri para que vendiera sus medios de comunicación y cambiara la línea editorial de C5N.

En aquella reunión relatada por López, Macri le hizo saber que había que “meter presa a Cristina”, en referencia a la ex presidente y vicepresidente electa Cristina Kirchner.

López aseguró que emisarios del Gobierno se presentaron para comprar el Grupo Indalo. Entre ellos incluyó al corredor de autos y empresario Orlando “Orly” Terranova y a Ignacio Rosner.

Siempre según López, se presentaron como enviados de la Casa Rosada para quedarse con el grupo económico, acusado por la AFIP de evadir 8.000 millones de pesos en retenciones a los combustibles.

Marijuán, que había pedido las declaraciones testimoniales de Terranova y de Rosner, modificó su mirada sobre la participación que les compete en el caso.

El fiscal imputó a ambos hombres de negocios y le pidió a la jueza Servini que no los cite a testimonial porque cree que deben ser indagados.

Cristóbal López denunció presiones para vender el Grupo Indalo y para cambiar la línea editorial de C5N

Tanto López como su socio Fabián De Sousa denunciaron que sufrieron presiones y amenazas por parte de funcionarios y allegados al gobierno de Macri. Fue a partir de esa denuncia que se inició la causa en la que Marijuán imputó a Terranova y Rosner.

López señaló que tanto él como De Sousa fueron detenidos como resultado de aquellas presiones oficiales.

Ante los dueños del Grupo Indalo, según declaró López, Terranova se presentó como amigo del presidente y de Nicolás Caputo.

Cuando apareció Rosner para interesarse en la compra de las empresas, aseguró tener relación con el Presidente y con su padre, Franco Macri (falleció en marzo de 2019).

La venta de la empresa no se realizó. Tanto Terranova como Rosner salieron de escena. López y De Sousa fueron detenidos el año pasado y liberados recientemente.

Desde hoy, Terranova y Rosner dejaron de ser testigos para pasar a ser imputados en la causa.

Comentarios