NACIONAL - Alberto Fernández, distendido, prometió una fiesta popular para el 10 de diciembre

POLITICA - "Para el 10 de diciembre estamos organizando una fiesta popular en Plaza de Mayo", comunicó Alberto Fernández ante la requisitoria periodística, con una actitud distendida que hacía mucho que no mostraba.


El inminente nuevo presidente de los argentinos aseguró que está preparando un gran festival para el día de su asunción, y habló sobre diversos temas de urgente actualidad.

En lo referido al envío de los 11 mil millones de dólares restantes del acuerdo entre el FMI y el gobierno de Mauricio Macri, anunció que no tenía interés alguno en que se concretara. “No sé si va a venir el dinero del acuerdo, un acuerdo que dice que le van a mandar a Argentina alrededor de 57 mil millones de dólares y le han dado hasta acá 45 mil millones, quedan 11 mil millones. ¿Tengo un problemón y voy a pedir 11 mil millones más? Yo quiero dejar de pedir y que me dejen pagar”, afirmó.

También confirmó la creación del Ministerio de la Mujer. "El Ministerio de la Mujer del que hablo lo que busca es sacarnos el lastre de desigualdad e incorporar a todos con iguales derechos. Eso es necesario en el ámbito laboral, en el de la cultura y en todos los ámbitos".

Por último, prácticamente confirmó a María Eugenia Bielsa en el Ministerio de Vivienda. "El lunes estuve trabajando con María Eugenia Bielsa sobre los créditos UVA. Habrá resoluciones, porque hay que resolver la situación", comentó.

También relató una jocosa anécdota que incluye también a Cristina Fernández y a Eduardo "Wado" de Pedro. Alberto explicó que –antes de que se le ofreciera la candidatura presidencial- su pretensión era "ganarle a Macri y ser embajador en España".

"Cristina me dijo un miércoles cuál era su idea. El lunes previo 'Wado' me preguntó qué quería hacer y le dije: ‘ganarle a Macri y ser embajador en España‘. El sábado Cristina anunció mi candidatura y Wado me llamó primero. Le dije ‘a vos no te mando a operar más nada’.

Distendido y jocoso, Alberto Fernández transita los últimos días antes de asumir el mayor desafío de su carrera. Tal como diría el nuevo embajador en Brasil, Daniel Scioli, “con fé y con esperanza”.

Comentarios