MENDOZA - Desde la Iglesia dijeron estar “desconcertados y dolidos” con lo que sucedió en el Próvolo

JUDICIAL - Luego de la sentencia que condenó a los curas Nicola Corradi y Horacio Corbacho a 42 y 45 años de prisión respectivamente, por ser encontrados responsable de los delitos de abuso sexual y corrupción de menores, las autoridades de la Iglesia Católica de Mendoza emitieron un comunicado donde trasmitieron “solidaridad y cercanía con las víctimas y sus familias, quienes han denunciado haber sufrido las más aberrantes vejaciones”.


“Lo que han relatado estas personas ha horrorizado a toda la sociedad mendocina. Así lo hemos experimentado en nuestras comunidades cristianas. Todos nos hemos sentido desconcertados y dolidos”, agregaron desde el Arzobispado.

“Junto a toda la sociedad nos sentimos desafiados a seguir trabajando para evitar que estas situaciones se repitan.

El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor; por eso, urge reafirmar nuestro compromiso con la prevención, la transparencia, la verdad y la justicia para garantizar la protección de los menores y de adultos en situación de vulnerabilidad”, concluye el escrito de los religiosos.

https://diariomendozasur.com

Comentarios