ECONOMIA - Los bancos pagan por plazos fijos menos que la inflación

El Banco Nación es el que sigue ofreciendo la mejor tasa para las colocaciones a 30 días
La decisión del Banco Central de acelerar el desarme de la bola de Leliq impactó sobre las tasas que los bancos pagan a los ahorristas y ya en varias entidades los rendimientos ofrecidos no logran superar a la inflación.


La imposibilidad para los bancos de integrar desde el viernes pasado encajes por depósitos a la vista con letras de liquidez, que impacta sobre su rentabilidad; y la fuerte reducción en el piso de la tasa de referencia establecida por la autoridad monetaria para este mes -pasó de 68% en octubre a 63% en noviembre- llevó a muchas entidades financieras a acelerar el recorte de las tasas de plazos fijos.

Según el promedio que realiza el BCRA, el retorno por los depósitos en pesos a 30 días cayó a 48,9%, aunque hay bancos que pagan 10 puntos menos que esa cifra.

Los bancos públicos y algunas entidades de segunda línea son los que terminan por subir la media, con una brecha frente a los privados con mayor presencia en el mercado de hasta 20 puntos porcentuales. 

De acuerdo al relevamiento del Central, en el caso de los plazos fijos online y entre las entidades con más peso en el sistema, el Banco Nación es el que sigue ofreciendo la mejor tasa para las colocaciones a 30 días: 55% anual.

Contra una inflación que en octubre se estima tendría un piso de 4%, es uno de los pocos que todavía permitiría ganarle –por un margen estrecho- a la suba de precios. No obstante, el recorte de tasas fue contundente. Hace un mes atrás, la entidad llegó a pagar 64% a los ahorristas.

Bastante por debajo de la entidad que todavía preside Javier González Fraga, Banco Ciudad redujo su tasa en los últimos días a 52%, mientras que el Provincia la bajó a 50 por ciento.

Entre los bancos privados, hoy Santander ofrece 46%; Supervielle y BBVA Francés, 45%, mientras que Macro es el que paga la menor tasa: 38 por ciento.

Fuentes del sistema financiero indicaron que esperan nuevos recortes de tasas en las próximas semanas, de la mano de un BCRA que decidió acelerar el relajamiento monetario tras el endurecimiento del cepo.

El viernes convalidó una baja de casi 1 punto porcentual en la tasa de referencia -el promedio de las Leliq a 7 días-, que terminó en 67,03%. Este mes su piso será de 63%, según determinó el Central el miércoles.

Al informar su decisión, el Comité de Política Monetaria del BCRA había asegurado que "en el actual contexto de alta incertidumbre, se vuelve especialmente relevante garantizar un rendimiento positivo en términos reales para los ahorristas".

Sin embargo, las reducciones aplicadas por los bancos en los últimos días, con una inflación que se prevé vuelva a recalentarse tras el descongelamiento del precio de los combustibles, la suba de prepagas y gas, dejaron a gran parte de las tasas por debajo del índice de precios al consumidor.

Con retornos en descenso y una fuerte incertidumbre económica, la salida de depósitos a plazo fijo se hace sentir fuerte.

En el último mes el stock de este tipo de colocaciones en pesos del sector privado registró una caída de más de $90.000 millones. Tan sólo en la semana previa a las elecciones generales se fueron $41.000 millones.

Comentarios