BUENOS AIRES - Sabbatella se queda con una de las "cajas" del próximo gobierno y hay enojo en el peronismo

POLITICA - El ex intendente de Morón, Martín Sabbatella, quedará a cargo de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), organismo autónomo y autárquico, que además es interjurisdiccional, ya que tiene alcance sobre la Ciudad de Buenos Aires, Nación y Provincia, territorios que son atravesados por los cursos de agua que administra.

Pero, además, el ACUMAR es una de las denominadas "cajas" del Estado, ya que la entidad cuenta con amplia cantidad de recursos que rara vez son efectivamente auditados por las autoridades, y estuvo a cargo de la actual senadora Gladys González, que dejó el cargo para dedicarse a la campaña en 2017, en medio de múltiples denuncias por desvío de fondos y utilización de los recursos del Estado en beneficio propio.
Por eso, el desembarco de Sabbatella ya está causando fuerte rechazo, sobre todo entre algunos intendentes del conurbano, que consideran que es "exagerado" que el ex titular de AFSCA se quede con ese organismo, primordialmente por el "antiperonismo" que le achacan a todo el espacio del moronense, que además no tuvo en su paso anterior por la gestión nacional demasiados diplomas para exhibir.
Sabbatella será designado como titular de la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR). A no reirse, si se lo afana se acaba la baranda.

En rigor de verdad, mientras estuvo en la autoridad de medios, Sabbatella se dedicó exclusivamente a batallar contra el diario Clarín y a repartir recursos millonarios entre organizaciones "amigas", lo que prácticamente dilapidó las posibilidades de avanzar con la implementación plena de la Ley de Medios, que incluso avanzó más durante el gobierno de Mauricio Macri.
En ese sentido, vale recordar que Sabbatella salió eyectado del organismo en medio de un escándalo y sin haber logrado la división del grupo Clarín y no haber regularizado una sola emisora de radio o TV en todo el país, mientras que solo en el último año el Enacom de Silvina Giudice le entregó la licencia a centenares de radios en todo el territorio nacional.
Pero, además, la gestión en AFSCA se caracterizó por la "persecución" a todos los funcionarios peronistas que no compartieran el fanatismo extremo del sabbatellismo por Cristina Kirchner, a pesar de que claramente el ex intendente fue el responsable de la derrota de Néstor Kirchner en 2009, a manos de Francisco De Narváez, cuando decidió ir con lista propia y competir contra el ex Presidente, algo que nunca le perdonaron los líderes territoriales de la Provincia.
El futuro titular del ACUMAR fue conocido también por imponerle como condición a los trabajadores que designó, al frente del organismo de aplicación de la ley de medios, que donaran parte de su salario, para lo cual los obligaba a firmar un compromiso ante escribano público para simular que se trataba de un aporte voluntario, cuando en realidad se trataba de un requisito para mantenerlos en el cargo
A pesar de estos antecedentes, el próximo gobierno le confiará a Sabbatella el control de un ente que maneja recursos millonarios y, como ocurrió en su cargo anterior, el dirigente no tiene conocimientos ni experiencia en la materia específica, por lo que la designación será meramente política y sin dudas para pagar favores del titular de Nuevo Encuentro.

Comentarios