NACIONAL - Fernández volvió a la Rosada y dio el primer paso con Macri para una transición ordenada


  1. POLITICA - Casi una hora duró el encuentro entre Mauricio Macri y Alberto Fernández en un inicio de transición que esperan “sea lo más ordenado posible”. 


La reunión había sido pautada en un principio a las 8.30 de la mañana pero el presidente electo ingresó a las 10.36 – dos horas más tarde - por la explanada de la Casa Rosada donde lo esperó el fotógrafo presidencial Víctor Bugge para captar el momento. Fernández llegó acompañado del vocero Juan Pablo Biondi.

La reunión empezó después de lo previsto y duró más de una hora en clima cordial

artirAunque se especulaba con un clima tenso entre ambos porque las últimas conversiones y los cruces en el debate no habían sido amigables, la reunión fue “muy buena y cordial”. Así lo analizaron en el entorno del actual Presidente.

Desde el Gobierno se ocuparon de destacar la “necesidad de una muy buena transición”. No hubo desayuno como lo había planteado Macri.

Sobre la mesa cercana que compartieron había sólo papeles y una lapicera para cada uno. “No tomaron ni café”, revelaron en el entorno presidencial.

“Es un cambio de época”, analizó el senador y ex candidato; Miguel Angel Pichetto, en diálogo con BAE Negocios antes de ingresar a la reunión de gabinete se que realizó tras el encuentro con Alberto.

En la misma línea se expresó el ministro de Defensa, Oscar Aguad, al destacar que “sí, se puede superar la grieta”. El ministro y varios funcionarios destacaron el buena performance de Macri en las elecciones generales.

“Hemos hecho una muy buena elecciòn”, resaltó el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, a este diario.

La transición no será igual en 2015. El macrismo se encargará de demostrar que serán totalmente distinto a la que le tocó a Macri con Cristina Fernández de Kircher con el escándalo del traspaso de la banda y el bastón presidencial.

El primer gesto de jefe de Estado fue el llamado telefónico la noche del domingo antes de reconocer pùblicamente la derrota electoral. Luego lo invitó de desayunar en la Casa Rosada para iniciar la transición hacia el 10 de diciembre.

En el Ejecutivo no hay clima de rendición y ya piensan en el futuro como oposición

En los pasillos de Balcarce 50 hacían un balance positivo de la elección del domingo pese al resultado. “Nos votaron más de 10 millones de argentinos.

Esta elección marca una consolidación definitiva de Cambiemos”, analizaron en la sede gubernamental.

En el Ejecutivo no parece haber clima de rendición y piensan en el futuro como oposición en el Congreso. “Esta elección marca la consolidación definitiva de Cambiemos. Ayer renació y el radicalismo es consciente de eso”, sintetizó Aguad.

En la misma línea se expresó el senador Pichetto, quien imagina “un Parlamento que tenga acuerdo y niveles de consenso para avanzar en el marco de la gobernabilidad”.

“Se requiere de niveles de diálogo y construcción democrática en el marco económico  complejo”, reflexionó el legislador que ocupó cargos en el Congreso duramente 26 años y que confirmó que continuará en la política.

Los equipos de transición todavía no están definidos. Todo indica que el diálogo con el Frente de Todos lo continuarán los ministros del Interior, Rogelio Frigerio y de Hacienda, Hernán Lacunza. 

Comentarios