MENDOZA - Nuevos y reciclados: los nombres que suenan para integrar el gabinete de Rodolfo Suarez

POLITICA - Hay funcionarios que siguen y otros que tendrán que armar las valijas. Desde el Gobierno hablan de continuidad pero al mismo Suarez le dará impronta propia a la gestión de la mano de caras nuevas y viejos conocidos.


El 9 de diciembre Rodolfo Suarez jurará como gobernador de la provincia de Mendoza y a pesar de que falta más de un mes para que eso ocurra, ya hay indicios sobre la posible composición de su gabinete.

Por ejemplo, el propio Suarez adelantó que desarmará el megaministerio de Economía Infraestructura y Energía, para dividirlo en diferentes carteras.

En cambio, fusionaría el Ente de Turismo y la secretaría de Cultura en un ministerio que podría ser encabezado por la funcionaria capitalina Mariana Juri.



En ese esquema, hay algunos retornos.  Hay quienes dan por hecho que Enrique Vaquié será ministro de Economía y el director de Planificación de la Ciudad de Mendoza, Mario Isgro, juraría como ministro de Infraestructura. Otro nombre que se escucha en los pasillos es el de Alejandro Gallego como ministro de Hacienda.



Por otro lado, se especula con la posibilidad de que Emilio Guiñazú siga a cargo de Energía pero con rango de ministro, algo que dependerá de la voluntad de Guiñazú de seguir en el sector público.

Mientras tanto, prácticamente no hay dudas de que Lisandro Nieri seguirá al frente del Ministerio de Gobierno.

Si bien Nieri siempre fue reconocido por su solvencia técnica en materia financiera y económica, desde que asumió en Gobierno ha sabido mantener un perfil conciliador que es valorado desde la oposición.

Por eso, sumado a su buena sintonía con el equipo de Suarez (se lo considera el principal interlocutor con el gobernador electo), tendría garantizada la continuidad.



Además  hay otras dos personas que podrían continuar en el gabinete. Se trata de Natalio Mema en la secretaría de Transporte y Humberto Mingorance en la Secretaría de Ambiente. Aunque las dudas giran en torno a cómo quedarán ubicados si se modifica la estructura general del Gobierno.

En Seguridad Gianni Venier dejaría el cargo y su sucesor podría ser el secretario de Seguridad de la municipalidad de Capital, Raúl Levrino.

Hay un cargo clave en esta estructura, al margen de ministros y subsecretarios. Se trata del jefe de la Policía. La verticalidad de la fuerza siempre torna riesgosos los cambios abruptos y ese es un punto a favor de que siga allí  Roberto Munives, quien además cuenta con el aval absoluto de Cornejo.

Cornejo ha valorado incluso la actuación de Munives en los incidentes en la plaza Chile de la semana pasada, cuando entró en un cuerpo a cuerpo con algunos manifestantes.

A pesar de la polémica que se generó, a ojos del gobernador, es un ejemplo para policías jóvenes que no se animan a este tipo de acciones.

Además, en la gestión actual hay quienes lo elogian por el trabajo que hizo en la "depuración política" de la fuerza, donde tenía influencia el PJ.

Por otro lado, una de las principales interrogantes es qué será del futuro del actual ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Martín Kerchner.

Al parecer no tendría lugar en el gabinete y desde hace días comenzó mencionarse su nombre como posible sucesor de José Roberto Caviggia como contador General de la provincia.



Otra incógnita, por ejemplo, es quién quedará al frente de la Dirección General de Escuelas, donde hoy se desempeña Jaime Correas además de saber el elegido (o elegida) de Suarez para el Ministerio de Salud.

En ninguna de las dos áreas suenan nombres con mucha claridad. Un referente que ha trabajado en proyectos para el gobernador electo no está en el Gobierno.

Se trata de Lisandro Thomas, quien dirige el colegio ICEI, aunque no sería muy probable que sea el futuro jefe de la DGE.

En tanto, entre las segundas líneas con alta referencia en Cornejo está el subsecretario de Administración de la Dirección General de Escuelas, Gabriel Sciola.

El problema es que, si bien muchas segundas líneas actuales van a continuar, no se habla por ahora de que algunos vayan a ascender a ministro.

A la falta de pistas sobre quién se hará cargo del área de  Salud cuando llegue Suarez se suma que la actual ministra, Elisabeth Crescitelli, podría emigrar al municipio de San Martín para integrar el gabinete del intendente electo Raúl Rufeil.

Es muy probable por otra parte que ocupe un lugar en la gestión de Suarez el constitucionalista Víctor Ibañez. El actual secretario de Relaciones Institucionales de la UNCuyo asesora al gobernador electo hace tiempo y unas cuantas ideas suyas han sido tomadas al pie de la letra por Suarez.

Entre ellas, la de reformar la Constitución provincial para que el sistema legislativo deje de ser bicameral y pase a tener una sola cámara.

De todas formas, aún quedan seis semanas para el cambio de gobierno y recién entonces estará confirmado el nombre de los funcionarios que se sentarán en la mesa chica.

Puede ser vital en ese sentido la misión por varios países del exterior que desarrollarán juntos, a partir de esta semana, el gobernador saliente y el electo. Es un hecho que durante este viaje, hablarán del tema.



Comentarios