NACIONAL - Después de la propuesta de Alberto Fernández: por qué es posible otorgar remedios gratis a jubilados

POLITICA - Con el objetivo de salir a la pesca de uno de los votos más difíciles, el candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, prometió esta semana durante un acto en el conurbano bonaerense que si es electo enviará al Congreso una ley para que los jubilados afiliados al PAMI reciban gratis todos los remedios.


Sus declaraciones causaron malestar en el gobierno. Según el PAMI, el costo superaría los $ 19.000 millones al año, y aunque los empresarios del sector aún no se expresaron, la iniciativa tuvo un fuerte respaldo.

Fernández lanzó su idea el lunes durante un acto en Lomas de Zamora: “Vamos a hacer una ley que diga que los jubilados no pagan los medicamentos y que el Estado los va a subsidiar, no me importa lo que digan, esto es lo que va a ocurrir”.

En plena campaña, el candidato del Frente de Todos busca cautivar el voto de los jubilados, que en líneas generales respaldan al gobierno y en la mayoría de los sondeos se muestran a favor de la fórmula Macri-Pichetto.



Sin demasiados detalles en el anuncio, el candidato señaló que el plan de medicamentos gratuitos para jubilados será financiado con el Fondo de Garantías de Sustentabilidad (un fondo de inversión argentino que forma parte del sistema previsional).

De todos modos, la primera crítica del gobierno no tardaría en llegar: según datos del PAMI publicados por el diario La Nación, el costo anual de una medida de esas características demandaría $19.200 millones. Según la obra social de jubilados, ese es el valor del copago que gastan los afiliados al año.

“Algunos se escandalizan porque pagar los remedios de nuestros jubilados costaría $19.200 millones al año. Esa es la cifra que la Argentina le paga a los bancos por solo diez días de intereses de las Leliq. Prefiero que el dinero vaya a quienes trabajaron toda la vida”, respondió Fernández este miércoles ante las críticas.

El secretario general del sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos, Marcelo Peretta, dijo a BigBang que el proyecto es ciento por ciento viable.

“Por supuesto que se puede. El oficialismo dice que es electoralista, que tal vez lo sea, pero se puede hacer”, indicó.

En este sentido, detalló que el PAMI podría ahorrar hasta un 40 por ciento del gasto anual en medicamentos. “Se gasta más porque se gasta al precio de venta al público. Es necesario hacer licitaciones de las cantidades anuales”, aseguró.

Peretta, que además es candidato a legislador junto a Roberto Lavagna, sostuvo que la medida podría reactivar la industria farmacéutica.

 “Los abuelos no van a estar corriendo para ir a conseguir un medicamento, todos los meses se podría distribuir en las farmacias, haciendo compras a precios más bajos”, aseguró.



Desde el Frente de Todos explican a este medio que en la iniciativa trabajan las diputadas Mirta Tundis, presidenta de la comisión de las Personas Mayores; y Luana Volnovich, vicepresidenta de la comisión de Previsión y Seguridad Social, que precisó a BigBang que el objetivo es prever consumos por demanda para hacer compras anticipadas y reducir el costo.

Según la legisladora, eso tendrá un impacto no sólo en los remedios de los jubilados, sino también en los demás.

“Queremos recuperar la capacidad de compra del PAMI, garantizar el derecho al acceso a la seguridad social.

Los jubilados perdieron un 20 por ciento de sus haberes por la reforma previsional”, agregó Volnovich, que destacó que en 2003 sólo 30 mil jubilados recibían medicamentos gratis, y en 2015 se otorgaban a más de 2 millones.

En la actualidad, el PAMI tiene 4,9 millones de afiliados y para quienes requieren medicamentos para el tratamiento de patologías crónicas, la cobertura es de entre el 50 y el 80 %.

Los discapacitados tienen garantizada la cobertura total. Para los tratamientos especiales, la cobertura trepa al 100 %.

Según explicó a BigBang el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, si un jubilado de PAMI que cobra la mínima ($11.000, frente a una canasta básica del jubilado de $30.500 hasta abril) gasta más del 5 % en remedios, la cobertura es del 100 %. “Hay 1,3 millones que reciben ese descuento”, sostuvo.



CRÍTICAS Y DUDAS

El primero de los funcionarios en salir a cuestionar la iniciativa fue el titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, quien afirmó que todos los jubilados con problemas económicos acceden de forma gratuita a los remedios, aunque en 2016 el gobierno modificó mediante una resolución la cantidad de jubilados que reciben los remedios subsidiados, que pasaron de 1,7 millones a 1,1.

“A uno le gustaría que todo fuera gratis, pero aquellas personas que lo pueden pagar está bien que lo hagan”, sostuvo. “El PAMI hace un estudio socioeconómico y aquellos que necesitan la ayuda del Estado la tienen”, agregó.

Por su parte, la diputada Tundis, experta en cuestiones previsionales, planteó dudas respecto a la posibilidad de que el plan de remedios gratuitos anunciado por Fernández pueda concretarse.

“Desde mi lugar no sé si hoy podemos dar todo tipo de medicación gratis con la situación crítica que vive el país. El día que estemos financieramente bien podremos hacerlo”, aseguró a EcoMedios la diputada massista.

Comentarios