ECONOMIA - Alertan por dificultad para devolver préstamo al FMI

Un informe de la consultora económica Ecolatina advirtió acerca de las dificultades que deberá enfrentar el Gobierno argentino para devolver el dinero otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco del acuerdo stand by.


Desde mediados del año pasado, el FMI desembolsó alrededor de u$s 45.000 millones, es decir, el 80% del stand by de u$s 57.000 millones acordado. 

Asimismo, si se cumplen los objetivos fiscales, el organismo multilateral le girará u$s 5.500 millones a nuestro país antes de fin de año. En consecuencia, se habrá transferido casi el 90% del préstamo, por lo que será momento de empezar a pensar en su repago.

"Entre 2022 y 2023, nuestro país debería devolverle al FMI más de u$s 46.000 millones entre capital e intereses, lo que implica 5% del PBI de cada año. 

Si a esto le sumamos el calendario de pagos de bonos para esos años, el monto casi se duplica. En consecuencia, el Estado Nacional enfrentaría vencimientos cercanos a un décimo del PBI en 2022 y 2023", reza el informe de la consultora.

"Si bien la situación actual cercana al equilibrio primario del Sector Público Nacional reduce las necesidades de contraer nuevos compromisos, tampoco le alcanzará para generar superávits de semejante magnitud como para afrontar estos compromisos. 

Por lo tanto, una parte importante de los pasivos deberá ser refinanciada", continúa el relevamiento.

Sobre este último punto, desde Ecolatina aclaran que la mayoría de los pasivos está nominado en moneda extranjera: "De esta forma, si el Estado Nacional no consigue esos dólares, posiblemente deba comprarlos en el mercado local, sumando así un factor de presión adicional al tipo de cambio".

De esta manera, para reabrir el acceso al financiamiento privado "no bastará solo con hacer las cosas bien", pero todavía restaría ver cómo repagarle al organismo multilateral.

Para ello, el propio Fondo posee una modalidad: el Servicio Ampliado de Fondos (o Extended Funds Facility, EFF por sus siglas en inglés). 

El mismo se arregla con países que poseen problemas de balanza de pagos, es decir, una insuficiencia de moneda extranjera, tal como le sucede a la Argentina, y se focaliza en resolver la incapacidad del país para generar divisas netas y los problemas del Sector Público para comprarlas.

Una de las principales áreas a reformar por los EFF suele ser la laboral: eliminar sus fricciones para que, de esa forma, crezca el empleo. 

Dicho de otra manera, promover políticas de oferta para simplificar las contrataciones y, así, alentar la creación de puestos de trabajo. 

Sin embargo, en este punto, sus resultados son magros. Por caso, en el promedio de los países bajo EFF, el desempleo subió alrededor de 3 p.p. en los años que se firmó el acuerdo y tuvieron lugar las reformas mencionadas. 

En la misma línea, al mercado laboral le tomó entre cuatro y cinco años recuperarse (volver a la situación inicial), pese al contexto de crecimiento económico.

Comentarios